Me habéis comentado varias personas si merece la pena comprar portátiles de segunda mano y como creo que es un tema interesante voy a contarte mi opinión, o al menos la parte en la que creo que puedo ayudar a la hora de comprar portátiles usados.

Y para comenzar, voy a hablarte sobre el aspecto exterior. Un tema muy importante porque puede decir mucho del uso que ha tenido, aunque también puede confundirte a la hora de elegir el ordenador adecuado.

Aspecto exterior de un portátil de segunda mano

Exterior de ordenadores portátiles de segunda mano

Cuando vas a un outlet de informática o quedas con una persona mediante algún anuncio de internet tienes que tener especial cuidado si el portátil es de segunda mano pero está como nuevo. Y no te lo digo porque sea robado. Sino porque las apariencias a veces engañan.

Si estás viendo ordenadores portátiles de segunda mano pero parecen nuevos puede suceder dos cosas:
a) Que haya tenido muy poco uso y realmente sea una ganga.
b) Que el uso que se le ha dado ha sido sin manosearlo.

En el caso a yo creo que está muy claro. Si piensas o sabes que el equipo que te quieren vender es casi nuevo sólo tienes que negociar el precio y no dejarlo escapar. Esta suele ser la típica oportunidad que se presenta una vez, bien mediante conocidos o por estar en el lugar adecuado.

En el caso b, si realmente no sabes el uso que se le ha dado porque el antiguo dueño es un desconocido, o estás en una tienda de informática de ocasión, deberías tener en cuenta que puede ser que el ordenador tenga muchas horas de funcionamiento solo que su uso ha sido con ratón externo USB, o dejándolo muchas horas seguidas realizando descargas, con lo que el manoseo del teclado y rozaduras pueden ser casi imperceptibles.

En este caso lo mejor es que preguntes sin rodeos al dependiente o al propietario cuando se compró, si el uso ha sido profesional, que tipo de profesión tenía el dueño, ciudad donde vivía. No es lo mismo comprar portátiles de segundamano en Madrid que en Barcelona, y el idioma no tiene nada que ver.

Si no lo habías pensado, un portátil en Madrid durante los meses de verano se achicharra con el uso en lugares sin aire acondicionado. En agosto las temperaturas rondan los 40 grados, con lo que los componentes del equipo funcionan al límite si se mantiene encendido durante muchas horas. Si es en Barcelona seguro que está más fresquito y si el portátil es de Bilbao ya ni te cuento.

Ahora imagina que es un ordenador que parece nuevo, sólo tiene un año de vida, sin rozaduras, sin costras de roña, aspecto exterior impecable. Podría parecer una ganga ¿verdad?

¿Qué pensarías después de lo que te he contado en el post si te digo que su uso ha sido para descargas 24×7 horas sin interrupción, incluido todo el verano, en Sevilla? Seguramente ya no te parecerá un gran chollo.

Partes que más se desgastan en ordenadores portátiles de segundamano

He empezado el post hablando de los casos en los que te puedes encontrar un portátil de segunda mano nuevo o al menos parecerlo, aunque lo más probable es que tenga ciertas partes desgastadas por el uso.

Lo más normal es encontrarse esquinas sobadas o con algún arañazo. Esto suele ser frecuente cuando se guarda en la funda para portátiles y se lleva de un lugar para otro. Las esquinas es lo primero que sufre los vaivenes del tiempo y la vida profesional.

Desgaste ordenadores portátiles de segunda mano

Esto no es más que un indicador de que el ordenador portátil es usado en lugar de nuevo. Si el anterior dueño era una persona cuidadosa es probable que incluso las esquinas estén perfectas.

Luego hay otras partes que suelen envejecer con mayor velocidad según lo cuidadoso que haya sido el dueño. Lo normal, es que en portátiles usados relativamente poco sólo se aprecien marcas en las equinas o ligeramente un poco de desgaste en la bolita que funciona como ratón, en caso de llevar, o en los botones debajo del teclado, en el panel táctil, también llamado touch pad.

Panel táctil portátiles usados

Pero hay ocasiones en la que el uso ha sido tan intenso que aprecias las teclas desgastadas.
Esto significa que el dueño escribía mucho y por lo tanto el ordenador ha estado muchas horas seguidas encendido. Puedes encontrar desde letras un poco borrosas hasta totalmente difuminadas.

Portátil con teclado gastado

En algunas ocasiones, el uso ha sido tan intenso que se nota el desgaste hasta en el panel táctil, aunque lo más normal es que sólo se note ligeramente en la zona donde se apoyan las manos, alguna rozadura de relojes o pulseras y manchas producidas por la presión de las muñecas.

Portátil de segunda mano muy usado

Recomendaciones para comprar portátiles usados

Mi recomendación es que comprar ordenadores portátiles de segunda mano con las características descritas no merece mucho la pena ya que su vida útil está muy limitada.

Si hay mucho desgaste por la zona del teclado es muy fácil que falle alguna tecla, se estropee el ratón táctil o incluso que el ordenador deje de funcionar ya que tiene muchas horas de funcionamiento. Todos los componentes tienen un número de horas de vida, cuantas más tienen menos te va a durar el equipo que compres.

En el post te he expuesto los casos más llamativos para que sean evidentes y pongas el foco de atención en ciertos sitios cuando compres un portátil de segunda mano. Lo normal es que estos desgastes sean muchísimos más pequeños y tengas que prestar bastante atención para detectarlos.

Si el desgaste es evidente en el ordenador, lo dicho, no merece la pena realizar la compra del portátil de segunda mano salvo que tengas muy claro el motivo.


5 thoughts on “Fíjate en esto al comprar portátiles de segunda mano

  • 5 julio, 2015 at 6:43 pm
    Permalink

    Soy informatico y el hardware de un portatil es dificil de fastidiarse. Lo que puede tener problemas es los componentes exteriores: teclado, touchpad, clavija alimentación, lcd… Los mayoria de tiendas de portatiles de segunda mano ofrecen 1 año de garantia, con lo cual es facil reparar estas tipicas averias si aparecen.

    Lo bueno de un portatil de segunda mano es el precio que esta a mitad de precio. La vida util suele ser de 2 años, tiempo suficiente porque ya se han desfasado mucho en 2 años.

    Lo recomiendo

    Reply
    • 6 julio, 2015 at 12:00 pm
      Permalink

      En general el desgaste de un portátil es exterior y de sistema operativo. Una buena pasada del técnico puede hacer maravillas. De todas formas, siempre es bueno intentar saber quién lo ha usado y el origen.

      Gracias por compartir Jordi.

      Reply
  • 12 abril, 2016 at 10:29 am
    Permalink

    A cada uno segun le va , esta o no satisfecho con la compra.
    Los consejos siempre son bien recibidos, sobre todo de gente
    experimentada y que sabe.
    Otro aspecto importante es la compra presencial y hablar con
    el vendedor, como quien dice mirandole a los ojos, uno primero
    se informa del producto y luego toma la decision o no de comprar,
    lo pero que uno puede encontrar es que la informacion por la que
    pregunta no tenga respuesta verdadera y eso en un particular se
    convierte en un tirar el dinero, en tienda y con garantia la cosa cambia
    pagas algo mas pero llevas esa confianza.
    Al final es una loteria, como con todo lo de segunda mano, esta eso,
    usado ya y por ello vale la mitad o menos, entonces ha de tener un
    riesgo proporcional al precio.
    saludos

    Reply
  • 1 julio, 2016 at 1:54 pm
    Permalink

    Hola,

    Tras mi experiencia con la compra de un portátil de segunda mano, la verdad que no tengo queja. El portátil lo quería para mi hijo y buscaba algo asequible y normalito en cuanto a rendimiento y el ordenador llego bien empaquetado y el aspecto exterior bastante bien cuidado y limpio. Soy partidario de acudir a tiendas que estén especializadas como en este caso.

    Saludos.

    Reply
  • 30 septiembre, 2016 at 5:58 pm
    Permalink

    Personalmente comercializo en mi tienda portátiles y sobremesa de segunda mano. Yo, apenas los recibo ya sea de particular o de recambios de empresa, lo primero que hago es desmontarlo íntegro, realizar una limpieza en la zona de refrigeración, reemplazar pasta térmica y pad térmico y lubricar el o los ventiladores. y Obviamente un formateo y reinstalación en limpio del sistema operativo y programas básicos, si hay algún detalle en el aspecto estético repararlo o reemplazar la pieza en cuestión. Todo esto me permite dar garantía y rara vez en muchos años alguien ha vuelto con problemas. Pero sí es cierto que hay apaños o chapuzas que son imperceptibles por lo que no recomiendo comprar por la web a un desconocido y recogerlo en una plaza o estación. Por el contrario sí en tiendas dedicadas o a personas de confianza. Hay muchos equipos nuevos de ofertas que son super decartables y sin posibilidad de escalar con lo que un buen portátil de gama media o alta resulta mejor opción. Saludos y buen post

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *